SALUD MENTAL Y TRABAJO CONSCIENTE

doctor patient RZFE959

Nuestro desempeño en el mundo laboral requiere de muchas competencias, ya sea físicas, interpersonales o técnicas. Cada una de ellas depende el perfil que se busca dentro de una empresa, pero hay una que es interdependiente, debido a que afecta directamente al trabajo en toda su expresión: la salud mental.

 

¿Qué es la salud mental?

La salud mental reúne los factores emocionales, psicológicos y sociales. Esta combinación afecta nuestra forma de pensar, sentir y actuar frente a determinadas situaciones en las distintas etapas de nuestra vida, es decir, desde la niñez hasta la vejez.

Las enfermedades mentales son afecciones que influyen negativamente sobre la manera en la que pensamos y comportamos, afectando la capacidad de funcionar y relacionarse con otros en el día a día.

Es importante tratar estos síntomas, ya que la salud mental ayuda en ámbitos como:

·         Alcanzar potencial máximo

·         Enfrentar estrés

·         Estar saludable físicamente

·         Tener relaciones sanas

·         Trabajar productivamente

¿Qué factores afectan en la salud mental?

No hay una única fuente de la cual provengan los problemas a nivel mental, pero sí existen ciertos patrones que pueden ser causantes como:

 

·         Antecedentes familiares de problemas de salud mental

·         Estilo de vida

·         Experiencias de vida

·         Factores biológicos

El tratamiento de esta patología dependerá de estos factores. Por ejemplo, cuando se trata de genes o química cerebral, se necesita seguir un tratamiento con medicamentos. Sin embargo, si se tratara de consumo de sustancias, dietas o traumas, muchas veces se pueden cambiar hábitos o simplemente asistir a terapias que no involucran la ingesta de fármacos que condicionen nuestra conducta. Es importante mencionar que siempre se debe consultar con profesionales expertos en esta área

 

¿Cómo afecta la salud mental en el trabajo?

Los trabajadores enfrentan diversas situaciones de estrés generadas solamente por el día a día laboral. Presiones por alcanzar un resultado, el respetar un horario o incluso relacionarse con otros individuos puede llegar a provocar una situación incómoda para ellos, sumado a los factores mencionados previamente.

Esto repercute directamente en el desempeño de las personas, ya que no permite llevar a cabo las labores de un trabajador consciente. Este último, se forma con responsabilidades al poner todas sus bondades, capacidades y cualidades para colaborar en el cumplimiento de metas que logren un objetivo: el éxito.

Si la cabeza de la persona no está enfocada en las tareas, no se ponen todas estas aptitudes a disposición para lograr un cometido común, y es por eso que la salud mental afecta el rendimiento laboral. Y ahí reside el problema.

Cuando nos dejamos de preocupar por nuestra salud mental y priorizamos el trabajo, suelen aparecer distintas señales que afectan nuestro diario vivir tales como:

·         Aislarse de personas

·         Cambios en hábitos alimenticios o de sueño

·         Beber, fumar o usar drogas

·         No tener ánimo ni energía

·         Pensar en lastimarse

·         Tener cambios de humor

Para evitar estos episodios hay que tratar la salud mental con especialistas, y así enfrentarse al mundo laboral de manera consciente, sabiendo de forma tranquila que se podrá lograr un alto desempeño que no termine en situaciones estresantes. Recuerda que la salud mental está primero, ya que es el motor de las partes emocional, psicológica y social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Carro
    Carrito Vacío
    Carrito de compra